La figura de la subcontratación ha sido objeto de diversas aplicaciones e interpretaciones -buenas y malas-, entre ellas, las que han sido objetadas por las autoridades fiscales, toda vez que los beneficios obtenidos tanto por las prestadoras de servicios, como de los contribuyentes que la utilizan, son en contraparte, el perjuicio para el erario público, así como para los propios trabajadores.

El impuesto al valor agregado (IVA) pagado por el contribuyente -el contratante- que adquiere los servicios de subcontratación, el cual ha sido un tema controvertido, toda vez que existía la polémica relativa a que si los servicios prestados por concepto de subcontratación, actualizaban o no, la hipótesis normativa a que se refiere el penúltimo párrafo del artículo 14, el cual se transcribir para una mejor apreciación:

No se considera prestación de servicios independientes la que se realiza de manera subordinada mediante el pago de una remuneración, ni los servicios por los que se perciban ingresos que la Ley del Impuesto sobre la Renta asimile a dicha remuneración.”

Al respecto, en abril del año 2016, se publicó la tesis: III.5o.A.15 A (10a.), bajo el rubro: VALOR AGREGADO. LA SUBCONTRATACIÓN LABORAL DERIVADA DE UN CONTRATO DE PRESTACIÓN DE SERVICIOS NO ESTÁ GRAVADA POR EL IMPUESTO RELATIVO, mediante la cual, Tribunales Colegiados de Circuito, se pronuncian en el sentido de que las erogaciones que se realizan con motivo de un contrato de prestación de servicios “contrato de outsourcing”, si bien tienen la apariencia de una contraprestación contractual, en realidad corresponden a una labor subordinada. Por tanto, la subcontratación laboral derivada de ese acuerdo de voluntades no está gravada por el impuesto al valor agregado.

La situación en comento, ha sido materia de análisis por parte de los tribunales, toda vez que el que se desconociera la naturaleza jurídica de los servicios prestados por trabajadores mediante un contrato de subcontratación, daba lugar a dudas respecto de si se debía trasladar IVA o no por los servicios prestados. Es de mencionarse que, dicha situación ha repercutido en el patrimonio del contratante “beneficiario de los servicios”, toda vez que las autoridades fiscales han pretendido rechazar el IVA que aquel pagó por concepto de impuesto que se le trasladó. Al respecto, existe incluso una tesis por parte del TFJA, que se publicó en la Revista del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, Séptima Época, Año VI, Núm. 56, pp. 802 y 803. VII-CASR-13ME- 1, marzo de 2016.

Finalmente, el día 15 de julio del 2016, los Plenos de Circuito, mediante la Tesis Jurisprudencial PC.III.A. J/18 A (10a.), bajo el rubro: PRESTACIÓN DE SERVICIOS INDEPENDIENTES. PARA DETERMINAR SI LA SUBCONTRATACIÓN DE PERSONAL ACTUALIZA O NO EL SUPUESTO EXCLUYENTE DE ESA FIGURA, GRAVADA POR EL IMPUESTO AL VALOR AGREGADO, PREVISTO EN EL PENÚLTIMO PÁRRAFO DEL ARTÍCULO 14 DE LA LEY RELATIVA, ES NECESARIO ACUDIR AL NUMERAL 15-A DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO, concluyeron que para dilucidar en cada caso concreto, será necesario verificar si la prestación de servicios cumple con los tres requisitos señalados en el artículo 15-A de la multicitada LFT, de suerte tal que, se verifique si existe o no subordinación de los trabajadores para con el contratante, para así estar en aptitud de acreditar el impuesto trasladado por el contratista.

¡Solicita hoy mismo más información!