De acuerdo con el artículo 17, fracción XI, de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (LFPIORPI), es Actividad Vulnerable la prestación de servicios profesionales de manera independiente, en aquellos casos en los que se prepara para un cliente o se lleva a cabo en nombre y representación del cliente, entre otras operaciones, la administración y manejo de recursos, valores o cualquier otro activo.

Bajo esta premisa conforme al criterio publicado el 21 de Octubre de 2016, la UIF (Unidad de Inteligencia Financiera) señala que la prestación de servicios de subcontratación –outsourcing- (Art. 15-A de la LFT), encuadran en la actividad vulnerable señalada en el párrafo anterior. Quienes realicen tales actividades deberán cumplir con todas las obligaciones previstas en la LFPIORPI y en su normatividad secundaria.

1. Deberán tener un Manual de lineamientos de Prevención de Lavado de Dinero.

2. Integrar expedientes de identificación de sus clientes.

3. Llevar registros especiales.

4. Aplicar políticas de conocimiento de sus clientes con un enfoque basado en el riesgo.

5. Presentar las distintas modalidades de aviso ante la UIF.

6. Resguardar la información y documentación con los criterios legales que señala la normativa.

7. Contar con criterios de confidencialidad.

8. Atender los requerimientos y las visitas de verificación que practique la autoridad competente.

¡Solicita hoy mismo más información!