El día de ayer, el Presidente Enrique Peña Nieto anunció la firma de dos decretos, parte del Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar: Deducción inmediata para las PYMES, y Repatriación de Capitales. El objetivo de estos decretos, según el ejecutivo, es impulsar la inversión productiva y la generación de empleos.

Deducción inmediata para las PYMES

La Deducción inmediata para las PYMES, incentivo que está pensado en aquellos contribuyentes que durante el ejercicio anterior hayan obtenido ingresos de hasta 100 millones de pesos, y quienes podrán aplicar la deducción inmediata a las inversiones en activo fijo que se vayan a realizar durante 2017 y 2018.

RELACIONADO: ¿Cuánto le cuesta un CFDI con errores?

Un activo fijo es un bien (tangible o intangible) adquirido por una empresa y necesario para el buen funcionamiento de la misma. No están destinados a venta y representan una inversión que se deprecia con el tiempo.

Los tipos más comunes de activo fijo, según el giro de la empresa son: Maquinaria y equipo; Equipo de cómputo; Vehículos; Edificios y terrenos; Mobiliario y equipo de oficina

Deducción inmediata para las PYMES - Infografía

Repatriación de capitales

Por su cuenta el decreto de Repatriación de capitales estará vigente durante 6 meses  y buscará el retorno al país de recursos económicos mexicanos que se encuentren invertidos en el extranjero. Se trata de una respuesta a las políticas del gobierno de Donald Trump contra los mexicanos y las empresas norteamericanas que decidan invertir en México.

RELACIONADO: Cómo afectará la victoria de Trump a la economía mexicana

Estos recursos pagarán un impuesto del 8% al activo y se deberán invertir (durante los próximos dos años) en activo fijo y proyectos que fortalezcan la inversión en actividades productivas.

Con esta medida, reforzada con la deducción inmediata aplicada al activo fijo, se anima a los empresarios a invertir su dinero en México, realizando negocios y proyectos que ayuden a estimular el crecimiento económico, la competitividad, y las fuentes de empleo.

¿TE GUSTÓ LA NOTA? ¡COMPÁRTELA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *